lunes, 14 de octubre de 2013

mi amiga lejana

Tengo una amiga a la que quiero mucho.

No la conozco desde hace mucho, y aun no conozco todo sus defectos, pero la quiero mucho.

Me gusta jugar con ella, hacerle cosquillas y darle abrazos porque es una amiga muy cariñosa.

¡Es tan cariñosa que tiene mucha gente que la quiere!

Hay gente que se muestran muy simpáticos porque solo quieren jugar con su pelota, pero como yo ya tengo una dueña ella sabe que puede fiarse de mi.

Pero ahora se ha ido a vivir muy lejos y ya no puede jugar conmigo ni con las otras personas que la quieren tanto.

Y eso la pone triste, pero como esta lejos no le puedo dar abrazos para animarla.

Pero aunque no estemos allí quiero que ella sepa que estamos con ella siempre.
Porque la distancia no existe cuando la gente te quiere de verdad.


Cuento dedicado a mi amiga Kaori, estas lejos en kilómetros pero siempre nos tendrás cerca en el corazón.

domingo, 13 de octubre de 2013

Cosplayers, Cosmodels, sus P**** fans y algunas reflexiones más

Hace ya más de siete años que comencé a hacer cosplay, yo ya había ido antes al salón del manga de Jerez pero hasta que no conocí a mi amigo Javi, más conocido como SerGe, que me ayudo a hacer mis primeros cosplays. Fueron hecho con lo que tenia por casa, camisas cortadas y cosidas por mi madre, y complementos conseguido en los chinos, SerGe me ayudaba con las cosas características como las espadas o algunos adornos( mi primer cosplay fue un horrendo intento de Van Fanel de la saga Escaflowne)  y con el tiempo fui ocupándome cada vez de mas cosas para hacerlas mas a mi gusto, aprendí a coser (una de las elecciones más acertadas de mi vida junto con mi novia) y a hacerme los complementos yo mismo y actualmente tengo en mi currículo una gran cantidad de cosplay 100% hechos por mi (a excepción de pelucas, se entiende) y algunos de ellos han tenido muy buenas criticas en los salones, como el de Arthas DK que lleve al Salón del Manga de Jerez o el de batman de los comic que lleve al ComicCom Spain.
Este preámbulo viene a cuento de hacer ver que, aunque no soy de los más viejos cosplayers, tengo mis años de experiencia y trato de mejorar con cada nuevo cosplay y que lo que voy a decir a continuación es un asunto del que hablo como parte integrante del movimiento cosplayer.

El tema que quiero compartir es el de las diferencias entre cosplayers y cosmodels, pero no en si mismo por la diferencias en si, sino por los fans que no son capaces de diferenciar unos de otros y encima insultan a cosplayers como yo cuando tratamos de hacerles ver que caen en un error.

Para empezar el cosplayer es una persona que se dedica al cosplay como afición o divertimento, lo puede hacer con más o menos dedicación, puede hacer cosplays más o menos trabajados pero siempre que el resultado final sea un trabajo manual con parecido al modelo original es un cosplayer. Muchos jóvenes tratan de hacer su mejor esfuerzo, como yo los hice en su momento, y no pueden más que ofrecer una versión barata del personaje del que intentan caracterizarse, es algo muy común y suele ser el comienzo de la afición, por lo que me parece muy cruel insultar o denigrar a esas personas, si bien es cierto que todos nos hemos reído alguna vez de un cosplay barato con los colegas sin más intención ni maldad alguna, quiero referirme a las personas que lo hacen con maldad, intentando humillar al muchacho/a y no simplemente como una broma, lo peor de todos es que a veces olvidamos que todos hemos comenzado desde abajo o que directamente son personas que nunca han hecho cosplay pero se creen con el divino derecho de juzgar a otros.

De segundo tenemos a los Cosmodels, que son MODELOS que practican el cosplay como parte de su trabajo, cobrando por ello y con alguna intención lúdica más allá de la afición, a veces un cosplayers puede ser también cosmodels, como el caso de la famosa Jessica Nigri, que a veces va representando a algún videojuego como imagen del mismo pagado por la empresa y en otras ocasiones hace ella el cosplay por su cuenta, independientemente de si gusta más o menos si enseña más o menos piel. En otras ocasiones, a modelo solo usa el cosplay para aprovecharse del filón para darse a conocer entre un publico concreto (los que suelen ir a estos eventos), estos modelos no tienen afición por el cosplay y no se hacen ello/as los cosplays, sino la empresa para la que trabajan puesto que solo es un trabajo, pueden incluso odiar el cosplay pero poner buena cara antes las cámaras y no lo sabríamos jamás, lo normal es que pasen a otro nivel de fama o acaben estampándose si no son capaces de dar el salto a su debido momento. Una cosmodel muy famosa es Kipi, y precisamente un fan de esta última es quien me ha hecho escribir esto.

Los fans, el tema al que quería llegar yo. Siempre que haya una persona posando en una fotos que se publique en algún medio tendrá fans, es inevitable porque tarde o temprano alguien que admire a una persona con esa figura acabara encontrándola, ya puede ser un hombre gordo y peludo vestido de Faye de Cowboy Bebop como mis universo en calzoncillo, es algo demostrable en matemática, mera cuestión de probabilidad. Pero la verdad es que las chicas atractivas lo tienen aun más fácil, y más cuando explotan un lado que todos tenemos y en el que suelen tener muy poca competencia (por tradición) como es el mundo friki, prueba de ello son las multitud de chicas que ahora son Gamers sin haber jugado en su vida o frikis de la SicFi sin saber quien es Ridley Scott. Con el cosplay también pasa, las empresas quieren disparar a una chica guapa pero que no esta al nivel de las modelos fuertes y la moldean para un tipo de publico en el que tendrá poca competencia y más probabilidades de triunfar, así nacieron las Cosmodels (y cosmodels masculinos también hay), ni más ni menos, solo una técnica publicitaria como otra cualquiera, ni mejor ni peor, pero como siempre, hay fans que creen que su ídolo es lo más real que existe y no quieren ver la verdad, desafiando a quien si viven en esa realidad e incluso degradándoles por no ser su ídolo, a pesar de tener mucho más trabajo o mejores resultados, eso da igual, no están a la altura y no son famosos.
Los hombre podemos ver muchas más pruebas de ello, paginas como CosplayDeviant son paginas, en este caso erótica, que venden a cosmodels, con un simple vistazo del cosplay completo ves que no tienen la dedicación que si le daría un autentico cosplayers (ojo con esto, hablo de CosplayDeviant pero estoy generalizando, en todas estas paginas si hay cosplayers de verdad que han visto en estas paginas un medio de ganarse la vida mientras hacen su afición -como pueden ser AlissaKiss o FrancescaDani ambas con paginas web tanto de cosplay como eróticas con acceso pagado-, aunque por regla general sean cosmodels). O más fácilmente si intentas buscar porno con cosplay te saldrán muchas imágenes de modelos, mayoritariamente asiáticas, cosplayeadas de personajes o de fetiches como las míticas maids, y que no hace falta ser muy listo para ver que son personas que están pagadas para ello.
El problema es cuando un fan no es capaz de discernir a una modelo que hace cosplay de un cosplayer y tratan a su ídolo como una divinidad de la que nadie puede decir nada malo, lo que yo llamo (cuando nos referimos a cosplay) el "Efecto Kipi", porque creo que es la mejor representante de esto. A pesar de estar mas que demostrado que Kipi era una cosmodel, algo que no es para nada malo porque es un trabajo tan digno como otro cualquiera, sus fans siguen diciendo a día de hoy que eso es una mentira, que es una de las mejores cosplayers que ha existido jamás, incluso si Kipi fuera cosplayer de verdad eso esta muy lejos de ser realidad. No hablare de si tenia más o menos photoshop porque los arreglos fotográficos han existido desde que el Daguerrotipo dejo paso a las placas de celulosa, (yo lo he hecho en el laboratorio fotográfico durante el curso que estuve en fotografía) así que eso es un tema que me da igual, pero si me indigna que llamen cosplayers a un persona que solo se viste como le dicen y posa para que un publico x les babee, y ya no hablo de Kipi, sino de los cosmodels en general. Son cosmodels, no cosplayers, ser una cosa o la otra no es mejor ni peor, pero son dos cosas distintas. Yo como cosplayers sé lo que es un cosplayer y lo que no lo es, y cuando los fans histéricos defienden a sus cosmodels con uñas y dientes y miras, la mayoría son muchachos o muchachas jóvenes que no han hecho un cosplay en su vida, también existe cosplayers que admiran y defienden a los cosmodels como si fueran cosplayers, yo conozco algún caso, pero bueno, también hay curas republicanos o skinheard anarquistas, así que en realidad ya nada me extraña.

En el otro extremo de la cuerda tenemos algo incluso peor a mi opinión, él/la cosplayer div@, si no es suficiente aguantar a las hordas de fans de un/a cosmodels luego te encuentras que, habiendo separados las peras de las manzanas, aun tienes manzanas podridas en la cesta. Son esos cosplayers que se creen personalidades o celebritis que tiene que estar en la boca de todo el mundo y ser admirados como a dioses por sus cosplays, yo siempre he ejercido el cosplay como afición, como el que hace maquetas de barcos o pinta warhamers, y aunque siempre hay quien da el salto a la fama dentro del mundo, no es lo normal. Si revisamos sabemos que hay cosplayers internacionalmente conocidas, como el caso de Yaya Han, pero no es lo normal, son personas que han usado a partes iguales inteligencia y habilidad para hacer cosplays espectaculares y usarlos luego para ganarse un hueco en el mundo que ellos querían, como Jessica Nigry se convirtió en modelo de casualidad, sin comerlo ni beberlo, Yaya lucho mucho para que sus diseños personales, su trabajo de modelo y el cosplay fueran compatible. Pero hay gente que creen que merecen esa fama, que logar eso que otros han tenido casi por suerte o como consecuencia de un arduo trabajo a ellos deberían de dárselo, y además deberíamos de agradecerle que acepten ese regalo.
Yo nunca he buscado fama por mis cosplays, si bien los hago con intención de que se me reconozca y me hagan muchas fotos en el salón y me he emocionado cuando algún bloger me ha mencionado en su blog para decir cosas buenas de mi cosplay, el fin principal por el que me hago los cosplay es para disfrutarlo. Si algún día alguno de mis trabajos hace que la fama, o un trabajo, llame a mi puerta no lo rechazare, esta claro, pero no por ello me sentiré como un dios. Cuando escucho que fulanito ha armado tal escándalo en tal salón porque no se le chupaban el culo lo suficiente o menganita ha dado la nota porque una persona menos conocida que ella ha quedado en mejor lugar en un concurso y luego encima hacen que sus fans, porque los tienen, acosen a tal o cual porque hablan de ellos como si fueran meros mortales me pongo muy, muy, muy enfermo, me dan puto asco la gente así y espero no tener nunca que relacionarme con personas con ese tipo de actitud.

El mundo del cosplay es increíblemente variado y hay de todo lo que se pueda encontrar, me ha dado infinidades de alegrías y muy buenos ratos, a él le dedo a mi novia y a algunos muy buenos amigos y amigas como Angle, Nika, Sasu, Jj, Ananke, Chris, Wiki, Damian, Naku, Washu, y a mucha otra gente que me dejo en el tintero (no por ello menos importantes), pero también tiene sus partes oscuras como todo en esta vida. A más de uno habría que darle en la boca con un zapato, pero uno con el que hayamos pisado mierda antes.


corrección ortográfica gracias a mi novia

viernes, 11 de octubre de 2013

Resumen partida de La Mirada del Centinela: temporada 1, Capitulo 3

El Sol aun no habia terminado de salir y unas dos docenas de chicos se agrupaban frente al antiguo caserón de la familia Dent que hacia unos meses había sido reabierto como Universidad Comunitaria de Leyes y Abogacía Dent, Harvey era el mediano de tres hermanos herederos de los Dent, una familia de abogados de Betlam (nada que ver con los Dent de Gothan al contrario de lo que se acostumbra a pensar) que hace siete años presento su candidatura como fiscal del Distrito, a pesar de su juventud era el favorito para el puesto pero unas falsas acusaciones lo metieron en juicio y no pudo presentarse, aunque tras algunos meses de condena y un complicado proceso se demostró que la acusación era mentira y Harvey era inocente, las conductas soberbias y algunos de los secretos destapados durante el juicio (nada ilegal y normal en un chico joven con dinero, como juergas o líos con distintas mujeres) llevo a su recto padre a apartarlo definitivamente del bufete y casi a renegar de él. Esto le llevo a huir de la sombra de su familia y al cabo de unos meses, tras saberse que se había casado y al poco su mujer había muerto en extrañas circunstancias, proceso del que también fue absuelvo y del que jamas se llego a esclarecer la verdad, saco todo su dinero del los bancos y desapareció durante más de cinco años, hasta que, hace un año y medio, pareció sin más en la puerta de la mansión que los Dent tienen en Forest Hill reclamando el antiguo y abandonado caserón que la familia tenia en Finger Park District para montar una academia de abogados para personas sin recursos, rechazando todas las ofertas de regresar al mundo de la abogacía que otros bufetes le hacían.
Durante los meses que duro el acondicionamiento del viejo caserón, Harvey aprovecho para reformar algunos de los pasillos y cámaras secretas que tenia el caserón y formar un centro de operaciones para el que seria su nuevo alter ego, Judgement. Se hizo con equipo blindado gracias a viejos conocidos y usando los distintos conocimientos sobre artes marciales y otros entrenamientos seudomilitares comenzó a patrullar las zonas de Finger Park y sus alrededores. No tardaría mucho en centrar su atención en los policías corruptos a los que empezó a perseguir y atosigar.
Se encontraba en la sala de profesores escuchando a varios de ellos hablar sobre el incidente de Old Bridge, una parte de el se sentía enfadado con ese tipo, el había estado semanas actuando de la forma mas discreta posible para no poner en sobreaviso a la chusma y este tío aparece pegando tiros delante de testigos y dejando tres muertos, otra parte, más escondida, se alegraba de por fin tener a alguien más luchando en su bando. La campana sonó y comenzaron las clases.

Tommy Flag sujetaba el periódico en una mano y en la otra sostenía una espada Rapière que le había acompañado durante el rodaje de una película hacia ya muchos años, cuando aun la gente se acordaba de él, llevaba un tiempo sopesando la idea detenidamente, sabia artes marciales y su recuperación del alcoholismo y la drogodependencia había fortalecido como nunca su voluntad y determinación y la noticia que sujetaba fuertemente era la chispa que necesitaba para tirarse de cabeza contra aquello que una vez lo arrastro al fondo.

Creditos:
Judgement/Harvey Dent: Antonio León Moreno
El Zorro/Anthony Flag: PNJ

lunes, 7 de octubre de 2013

una critica a los imbeciles

Hoy estoy enfadado, no con respecto a lo que hablare a continuación, pero me parece mas productivo descargar hoy mi rabia contra este tema que contra el que me ha hecho enfadar.

El tema del que voy a tratar es sobre un pensamiento infantil que lamentablemente he tenido que soportar alguna vez de personas que se consideran adultas, si bien es cierto que no es la frase exacta y que han sido muchos eufemismos los que yo he escuchado el significado es siempre el mismo; "tu no vistes, actúas, te comportas o sabes absolutamente todo sobre el heavy metal, así que no eres heavy".

Escuche por primera vez los acordes de una guitarra eléctrica con 11 años de la mano del mítico grupo Mägo de Oz, fue una canción que a muchos de mi generación y algunos años superiores sin duda conocerán, era Fiesta Pagana, sencillo del disco Finisterra. he de admitir que mi primera impresión fue, "¿qué locura es esta? ¿dicen de desnudar a una virgen? ¿pero que demonios es esto?", luego la escuche dos o tres veces más, ya que estuvo muy de moda, y comencé a prestarle una atención mas detalla a la letra; hablaban de campesinos que eran explotados por estamentos superiores mientras veían como ellos se enriquecían con los frutos de su sudor, de un pueblo oprimido cuya una forma de sacudir sus cadenas era con una fiesta nocturna donde el hombre y la diversión era su centro en lugar de la veneración a Dios o a hombres que decían haber nacido para dirigirlos sin importar que realmente les pasaba.

Me interese más por el grupo y sobretodo por las letras, al principio tantee lo que Mägo de Oz me ofrecía y me fascino con los escrito que publicaba en sus discos, de los cuales tengo varios originales. Con el tiempo mi inquietudes me hicieron investigar otros grupos, mientras mi hermano mayor me desalentaba de esa búsqueda diciendo que "todos hemos pasado por esa fase" y que me arrepentiría de gastarme dinero en discos o camisas de los grupos, yo leía las letras de las canciones, me dejaba llevar por los sonidos que había más allá de las guitarras eléctricas y dejaban mi mente viajar junto con Saurom Lamderth (ahora SAUROM) a la Tierra Media, anduve charlando con el Cid sobre los destrozos de la guerra gracias a Avalanch, descubrí los últimos pensamiento del Capitán Lawrence gracias a Warcry. Todas estas canciones producen en mi una enorme paz, inundan mi alma de emociones e incluso algunas de ellas me hacen llorar o me alegran el día con solo escuchar sus primeros acordes, es por eso que SÉ que soy heavy.

Paralelamente yo fui creciendo con el paso de los años, y durante una gran parte de mi vida hacia lo que podía con la ropa que mi madre me daba, siempre he sentido fascinación por el negro, desde muy chico, así que no me costo adoptar la costumbre de vestir de ese color, luego con el descubrimiento de los grupos heavys adopte las marcas características, pulseras de cuero con pinchos, camisas de grupos, sobre ellas en una gran ocasiones camisas de mangas cortas o sin ellas abiertas, botas de corte militar, e incluso trate de dejarme el pelo largo, toda esa ropa me sigue gustando a día de hoy, pero conforme fui madurando y conociéndome mejor a mi mismo mi forma de vestir fue variando a un estilo más sobrio, aunque las gabardinas de cuero siguen siendo un fetiche que conservo y uso con frecuencia, el resto de pertrechos solo me lo pongo para lo que considero ocasiones especiales, noches en lo que quiera comerme el mundo o vaya a escuchar a algún grupo, fiestas con colegas donde imperara los acordes del metal. En la actualidad, y desde ya algún tiempo, paso más tiempo cuidando mi imagen, me gusta combinar el estilo casual con toques formales, incluso algo anticuados, o directamente bajo algún pretexto(y aveces incluso carente de ellos) saco de mi armario algún traje y me lo pongo, incluso he ido a clase en mas de una ocasión de traje, por el simple hecho de que me gusta, nunca he necesitado que nadie apruebe como visto, ni cuando vestía con la ropa que mi madre me compraba, ni cuando me tenia que limpiar la roña de las muñecas que las pulseras de cuero malo del mercadillo me dejaban y mucho menos ahora. Tambien esta el tema de mi pelo, tras varios intentos de dejármelo largo he comprendido de que me queda horrible, no solo porque cuando mas largo mas se me riza y se levanta haciéndome parece un autentico nerd de los 80s, sino porque simplemente tengo un pelo muy poco moldeable, asi que suelo tenerlo bastante corto, me he dado cuenta que asi puedo manejarlo mejor y no se me engrasienta tanto.

Sin embargo en los últimos años ha surgido una nueva generación de heavys prepubertos que me miran por encima del hombro, hablan de grupos que ya habían dejado de existir cuando yo había nacido y visten como motoristas de películas americanas de los años 90s, toman todos los cliches que se atribuyen a los heavys y los toman como banderas y señas de identidad, haciéndonos ver peor aun de lo que ya de por si la sociedad inculta nos hace ver. Sin hacer cosas malas ya nos  veían mal, ahora gracias a estos pequeños bastardos, que pasan por el heavy metal como en mis tiempo mi hermano me advirtió, como una fase, se irán dejando solo a una minoría que realmente, como yo, siente autentica emoción al escuchar las canciones, y nos dejaran como dejarían un campo un domingo, ensuciado y si volvieran a pasar por la zona encima se quejaran de lo sucio que esta.

Pues esos heavys de postureo, o possers como ahora esta de moda llamar a los que hacen como que son algo que no son, cuando de toda la vida se han llamado "de pega", son los que al entrar yo en un bar de ambiente heavy, con mi pelo corto y a lo mejro una camisa planchada y unos vaqueros sin romper, con mi bolso/bandolera y zapatos en lugar de botas, me miran por encima del hombro, incluso cuando por azares de la vida mantengo conversaciones con ellos me recitan a grupos o artistas como si fuera la tabla del 5, diciéndome tal es el mejor, este grupo es el mejor, nosequien es único y nadie le igualara, grupos y personas que algunos conozco, pero cuando dicen alguno que no conozco me tachan de falso, de no ser heavy o simplemente por decir "yo es que prefiero escuchar grupos que canten es español" he llegado a escuchar que el heavy metal en español es basura y no es heavy metal (juro por dios que algún día no seré capaz de retener el guantazo y me veré metido en una buena pelea por ello).

Es contra esta gente, no solo en el mundo del heavy metal, sino en todos, contra esta gente que te dice que solo ellos son la representación de una tribu urbana, una forma de ser, un ideal, o que otros no son porque no comulgan con sus ideas elitistas, contra este gente es contra la que dirijo hoy mi rabia, todos ellos son escorias, inmaduros en busca de aceptación, da igual que edades tengan. Lo que siento cuando escucho las canciones del heavy metal español no lo consigue ningún otro estilo de música, yo escucho de todo un poco (salvo rageton), una canción puede emocionarme, o ponerme las pilas por la mañana, escucho a Raphael y me gustan muchas de sus canciones, también escucho rock internacional e incluso el pop me anima a bailar, pero cuando escucho metal, cuando escucho metal todo desaparece, en mi interior siento el calor de la llama de Anor, siento los martillazos de la Fragua de Vulcano, la paz me invade y en mi nace una emoción que podría cegar el Sol, ardo por dentro con las fuerzas de las llamas del infierno. Ningún niñato que berrea en mi tasca creyéndose que por conocer la letra como un reloj conoce la hora mientras la suelta tratando de que su grito sea el que se escuche más alto, en lugar de sentir cada palabra de la canción y hacerla suya más que una letra, un ideal, un motivo y un guía, que ese se crea que es más heavy que yo, y que eso le hace ser mejor que yo y estar por encima mía, me producen rabia.

Sé que deberían de darme pena, compadecerme de ellos porque aun son arenques que tratan de codearse con tiburones, pero lo siento, me producen desagrado. Poco me importa que esto pueda hacerme parecer prepotente, pero ¿por qué tienen que darme pena? no actúan como personas perdidas que quieren consejo, actúan como portadores de toda verdad, menosprecian a los demás y miran por encima del hombro a los que no consideran sus iguales, y en su mayoría cuando cambien por culpa de alguna mujer o porque simplemente pase de moda creerse heavy, tildaran de basura lo que hoy alaban como a dioses, ¿por qué han de darme pena?

Puede que en estos párrafos no haya dejado claro mi mensaje, puesto que le he dado muchas vueltas y me he perdido en explicaciones superfluas pero lo que quiero decir es que soy heavy de corazón y alma, el heavy alimenta mi alma como los libros mi cerebro y la comida mi cuerpo, y que no vista o no entre dentro de lo que es la imagen típica del heavy no significa que no lo sea, que no conozca el nombre de todos los grupos o no haya escuchado todas las canciones de heavy metal, por muy famosos que sean, no hace que sienta menos al escuchar una canción que si conozco, que me guste entender la letra de lo que estoy escuchando sin necesidad de traducirla tampoco me resta valor como heavy. Lo que si resta valor a un heavy es ser elitista, cantar una letra cuyo significado, incluso estando en tu mismo idioma, no comprendes, solo conoces recitada sin haberte parado a leerla y entenderla, reírte de los que no visten como tu o los tachar de mierda o basura todo aquello con lo que no comulgas o no te gusta, solo por el hecho de que a ti no te gusta.

Si no estas de acuerdo con lo que pienso, eres libre de pensar distinto puesto que las opiniones son como los culos; cada uno tiene el suyo. Pero por el amor de Dios, no me lo pongas en la cara a la fuerza.