jueves, 18 de septiembre de 2014

La vida pirata la vida mejor....

La vida pirata la vida mejor...


En una pequeña isla del Caribe vivía Victoria, una pequeña niña de 11 años, era delgada de enormes ojos azul cielo, de pelo cobre rizado y llena de pecas, y una enorme ilusión, ser pirata. Bueno, como toda la población de la Isla Liebre, que eran hijos o mujeres de piratas, o piratas esperando por un nuevo barco, o bebiendo, sobretodo bebiendo.

Vic era mas rápida que cualquier niño, podía vencer en pelea a cualquier niño, era ducha con el sable, de madera, tenia buena puntería, sabia leer cartas de navegación, guiarse por las estrellas y había aprendido estrategia naval escuchando a hurtadillas en la academia de la armada al otro extremo de la isla. Pero aun así todos se reían de ella cuando decía que quería ser una pirata, ya que ella era una niña pequeña, y las niñas pequeñas no podían ser piratas. Ademas, en unos pocos años sus tíos la casaría con un hombre, y entonces no podría salir de la isla a vivir aventura.

Y así Vic pasaba la mayor parte de sus días buscando cosas, tesoros, mapas, tripulación, broncas, sobretodo broncas. hasta que un día atraco en puerto el barco de su abuelo, la Black Seagull. un rápido balandro de madera negra que en otros tiempos había atemorizado las aguas del mar caribe, pero el tiempo pasa factura y su abuelo había, según decían las malas lenguas, perdido la cabeza, ahora solo era un viejo capitán choco, con una limitada tripulación de fieles que navegaban reviviendo viejas glorias y persiguiendo tesoros imaginarios. Pero para Vic su abuelo era su mayor héroe, y que estuviera de vuelta significaban un montón de nuevas y rocambolescas historias, posiblemente falsas, pero igualmente fantásticas y emocionantes, su abuelo era un gran narrador.

Al llegar al puerto aun estaban poniendo la plancha, Espero un poco y comenzó a ver bajar a la tripulación, su abuelo como capitán saldría el ultimo, bajaron algunos tripulantes desconocidos y luego bajo Largo, un cartógrafo que llevaba años en la tripulación de su abuelo, era un hombre poco hablador, y cuando lo hacia tenia un tono calmado y lento, como si siempre estuviera dormido. Era alto y muy desgarbado que andaba de una forma que a Vic siempre le ha recordado a una palmera ondeándose por el viento. Largo apenas había terminado una cordial frase de saludo cuando fue arrollado por Armario, el primer artillero de la tripulación, un hombre fornido y grande, con la cara cuadrada y un ojo siempre medio cerrado debido a una herida, a primera vista tiene un aspecto realmente amenazador, pero era una persona muy cariñosa y amable. Fue hasta Vic y la levanto en el aire con un solo brazo, Luego la agarro como si no pesara nada y la estrujo contra el.

-¡HOLA NIÑA! ¡Este ha un buen viaje pequeña, y me alegro mucho de verte!, si, si y si, ha sido un gran viaje, ¿cuanto ha sido?¿tres meses?.

- 114 dias, casi cuatro meses.

-¡CASI CUATRO MESES! ¡por eso has crecido tanto!

-Armario, le queda mucho a mi abuelo para bajar? quiero enseñarle una rara flor que he descubierto en el desfiladero del norte.

-¿En el desfiladero del norte? pero eso es un sitio muy peligroso donde muchos han perdido la vida. ¡Eres un hacha, niña!- Armario bajo delicadamente al suelo a Vic- Tu abuelo termina de arreglar el reparto del botín y baja.

-¿Botín? ¿habéis conseguido un botín?

Pero Armario y Largo ya estaban en dirección a la posada y los gritos de Armario sobre cuanto pensaba beber ahogaron la pregunta de Vic.
Al poco vio pasar a Jim, un enano gordo asiático de la tripulación que hablaba poco, en realidad su nombre era Gin-gu, pero todos le llamaban Jim. Jim paso rápido sin apenas detenerse a pesar de que Vic trato de preguntarle por el botín, Jin era un hombre con dos estados, o casi dormido, o extremadamente exaltado, y ahora estaba en la segunda.

Así que ya solo quedaba por pasar Truco, el primer oficial de su abuelo, pero terminaron de bajar los tripulantes y Truco no bajo, al poco apareció su abuelo, dando orden de retirar la plancha.

-¡Abuelo!- Grito Vic mientras corría hacia él

- Viky querida, ven a darle un abrazo a tu abuelo, te he traído caramelos.

-¿Robados?

-Comprados

-Ohhh, pero yo los quería robados, saben mejor

-Bueno, la verdad es que puede que le dijera al tendero que había cogido algunos menos de los que en realidad cogí, ya sabes que a veces me lió con los números. Venga que te voy a contar una gran aventura.

-Abuelo, ¿Sabes que eres el mejor?...- de repente Vic volvió a caer en la cuenta y se paro mirando de nuevo al barco.- oye abuelo,¿Dónde esta Truco?

Timothy "Truco" Tarnner era un hombre que había acompañado a su abuelo desde los viejos días de gloria, cuando la sola figura del Black Seagull en el horizonte hacia temblar los corazones de los mas duros marineros. Tobias y Truco eran increíblemente conocidos en el Caribe, y se les llamaban el TTerror, con dos T, de Tobias y Timothy.

-Vic, ven- Su abuelo se arrodillo y se coloco a la altura de su nieta, destapo su pata de palo y señalo un muesca en ella, cada muesca era la vida de un tripulante, un amigo, perdido en el mar.- Truco esta ahora con los viejos camaradas.

Vic tardo unos segundos en reaccionar y pregunto -¿luchando?

El rostro de su abuelo se torno en una dulce sonrisa de aprobación -Y sonriendo como cuando era un chaval.

-¡Entonces celebremoslo a su salud!

-No tan rápido Señorita Victoria. ¿Señor Tobias, que tal el viaje?

Dos guardias de gobernación habían salido a su paso. Vic frunció el ceño cuando los vio.

-Hola Agus. Hola John...-Vic saludo evidentemente disgustada, sabia que habían venido a llevársela.

-¿A que deber esta faltando mi nietecita esta vez?

-Señor, en menos de dos horas el Caballero Finbber llegara a puerto, y la Señorita Victoria se ha escapado.

Tobias miro con ternura a su nieta y le reprendió suavemente.- Viky, querida, ya sabes que en ausencia de tu madre debes de atender a sus asuntos como la Gobernadora de Isla Liebre.

Vic miro a su alrededor, se aparto unos mechones de su frente y contesto con voz resignada- Pero yo no quiero ser Gobernadora, yo quiero ser pirata. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario