miércoles, 25 de febrero de 2015

La egolatría del cosplayer

¡HOLA!

Cuanto tiempo que no paso por el puente, pero mis otros deberes más mundanos me roban el alma de escritor. Hoy he tenido un pequeño pensamiento en mi mente y me ha apetecido compartirlo con todo el mundo (entiéndase mi novia y las tres personas más que leen este blog).

A veces los cosplayers somos jodidamente egocéntricos.

Si, si. Muchas veces, cuando sale un anime o juego nuevo es inevitable que los cosplayers babeemos para ver las fantásticas nuevas posibilidades de temporadas para el cosplay, miramos cada diseño para ver cual puede ser nuestro cosplay estrella, y, como es inevitable, acabamos pensando que los diseños son un desafió que nos envían los creadores.
Y no hablo de desafíos concretos como la broma que lanzo en su día Hideo Kojima con el personaje de Quiet de Metal Gear Solid V, eso fue un dato anecdótico. Me refiero a comentarios infundados que seguro que todos en este mundo hemos dicho alguna vez: "joder, parece que lo hacen a posta".

Si señores, puede que no seas consiente de ellos, pero en el fondo nos fascina la idea de pensar que los diseñadores hacen sus personajes pensando:
- MUAJAJAJAJA voy a fastidiar a todos los cosplayers que quieran hacerse un cosplay de mi serie.

Supongo que es más una fantasía morbosa que otra cosa, pero nos encanta, somos cosplayers, ellos saben que nos lo vamos a hacer da igual cual difícil nos lo pongan, eso solo nos hace tener aun más ganas, así que por cojones lo hacen pensando en desafiarnos. ¡PURA REGLA DE TRES!
Yo no me excluyo de este pensamiento, también ha pasado por mi mente alguna vez la idea de que tal diseñador de videojuegos, o anime, o película, o lo que sea, ha hecho determinado diseñador pensando en cuantos cosplayers serán capaces de hacerlo?

Lo malo, y lo que me llevo a esta reflexión, es cuando hay personas que no ven que esa pequeña fantasía personal no es mas que eso, fantasía, y le buscan una continua contextualización donde no la hay.

Por ejemplo tenemos el caso de el nuevo boom, Me!Me!Me! Feat. Daoko, un video musical hecho por uno de los mejores animadores actuales con el fin de denunciar la adicción al anime y su sobresexualización actual. Evidentemente para este propósito era necesario sobresexualizar a su símbolo de forma exagerada, casi ridícula. Y nos encontramos con que hay mujeres que antes siquiera de entender o ver el videoclip completo ya están buscando sus pelucas y lentillas y haciéndose fotos tratando de apuntarse ser la primera para este nuevo personaje. Y luego pasamos a la gente que no ha comprendido el fenómeno, acusan a clip de hacer precisamente lo que ellos pretenden denunciar. Y el siguiente paso lógico es, LAS INDIGNADAS.

Repasemos el proceso mental que estas personas van a llevar a cabo.· Los diseñadores saben que los cosplayers nos hacemos cosplays de sus personajes.
· Diseñan a los personajes con el objetivo de que nos hagamos los cosplays.
· Diseñan personajes sexys porque son unos salidos y quieren ver mujeres ligeritas de ropa.
· Si alguna mujer se los hace esta apoyando el abuso sexual hacia la mujer.

Siempre llegamos a eso, las indignadas que acusan de objetizar a las mujeres, en menos que canta un gallo le echaran la culpa a Jessica Nigri. Hay personas que nunca salen de su particular lance con el mundo.

Bueno, no continuare ese camino, de momento.

Regresemos a mi pequeño pasatiempo crítico. Al final hay quien se enfada porque creen que estos son pequeños desafíos o retos de honor hacia su persona en particular.

¿Y sabéis que? A mi me parece genial, al menos en su mayoría. Siempre hay gente toxica que se quejaran o estigmatizaran a quienes hagan lo que a ellos no les parece lo correcto, eso es inevitable. Pero para el resto, ese desafió es lo que nos ayuda a mejorar. ¿Qué en la segunda temporada dan un nuevo aspecto a tu personaje favorito del cual ya te habías hecho un cosplay? ¡Pues ya tienes escusa para volver ha hacértelo y ponértelo otra vez más! ¿Encima con más detalles? ¡Pues a buscar nuevas técnicas! Yo me hice tres cosplay de Kurosaki Ichigo en mis inicios (y mi novia, la que por aquel entonces aun era solo una amiga, se hizo tres de Rukia).

A mi me gusta pensar que en el fondo los diseñadores tienen el oscuro morbo mientras diseñan imaginando a los cosplayers que saldrán de sus personajes. ¿A quién no le gustaría?

No hay comentarios:

Publicar un comentario